Mombu the Culture Forum sponsored links

Go Back   Mombu the Culture Forum > Culture > BREVE HISTORIA DE ANDES 21 DE JUNIO -
User Name
Password
REGISTER NOW! Mark Forums Read

sponsored links


Reply
 
1 19th May 14:53
enlaces_
External User
 
Posts: 1
Default BREVE HISTORIA DE ANDES 21 DE JUNIO -


BREVE HISTORIA DE ANDES 21 DE JUNIO -
Thursday, June 24, 2004 hora 14:04

Carlos Roberto Rivera Herrarte


Trataremos de hacer una breve reseña histórica de cómo se nos trataba
a los maestros de El salvador, antes de que existiera la Asociación
Nacional de Educadores Salvadoreños, que posteriormente se le bautizó
con el nombre de ANDES 21 de Junio. Empezaremos diciendo que al
maestro se le consideraba un grupo de empleados sin jerarquía
profesional, con sueldos peor que da hambre, pero no obstante de esta
penuria económica el profesor ***plía a cabalidad con su cometido. Los
tratos denigrantes para el gremio magisterial estaban a la vuelta de
la esquina, pues los mentores en nuestros cargos estábamos expuestos a
los peligrosos vaivenes políticos porque a este profesional de la
educación se le coaccionaba diciéndole que si no votaba por el partido
oficial de turno, para nombrar a las autoridades del estado, peligraba
su empleo o en su defecto sería removido a cualquier lugar inhóspito
fuera este cantón, valle o caserío en el área rural, sin importarle a
las autoridades escolares alejarlo del lugar donde tenía su grupo
familiar. El mentor obligatoriamente tenía que ir a vivir al lugar
donde estaba ubicada la escuela en la que prestaría sus servicios
profesionales, pues en esos tiempos los medios de transporte brillaban
por su ausencia y le tocaba caminar grandes distancias a pie, con el
agravante de los múltiples peligros que pudieran existir en el camino
solariego por donde transitaba.
Por otro lado había mucha corrupción administrativa, pues el educador
en esos tiempos se encontraba a merced de los caprichos, abusos,
venganzas o antojos de las gentes que se llamaban autoridades de
educación, empezando por el ministro, viceministro, directores
generales, delegados, subdelegados y directores de escuela, porque
bastaba un lenguazo infame de un padre de familia, una venganza de
autoridad escolar y municipal 0 simplemente el deseo malévolo de hacer
ingresar al servicio docente a alguien que tuviera buenas relaciones
con cualquiera de las autoridades mencionadas, para que equis profesor
o profesora a través de un invento calumnioso era suficiente para
mandarlo a la porra.
Habían autoridades escolares inmorales en esos tiempos que ofrecían
plazas de profesoras a señoritas que apenas habían cursado el ***to
grado a cambio de un rato de amor indecente.
Pues bien, raíz de todos estos desmanes antimagisteriales y de unos
traslados injustos que se hicieron de profesores que laboraban en
centros educativos de San Salvador, fue que nació la noble idea de que
el magisterio debía de organizarse para empezar a luchar por sus
derechos a fin de que se respetara su trabajo y su dignidad como
profesional y como persona.
Entonces, entrando en materia, fue allá por el año de 1965 y
precisamente en un mes de mayo que se dio el primer campanazo
reivindicativo de los maestros, pues por primera vez en ese mes se
intentó llevar a cabo la primera manifestación de protesta, para la
cual fue convocado el magisterio nacional a reunirse en la ciudad
capital y realizar dicho evento por las calles de San Salvador, pero
con tan mala suerte que una noche anterior a la cita un fuerte temblor
había estremecido el país y entonces la dirigencia del movimiento
consideró que los ánimos de la gente capitalina no estaba en
condiciones anímicas de estar viendo manifestaciones pues la capital
había quedado bastante destruida y por eso se suspendió el magno
acontecimiento.
Fue, si mal no recuerdo, en el siguiente mes de junio y con fecha 21
que al fin se llevó a cabo la manifestación, empezando su recorrido en
el parque Cuscatlán caminando por diferentes arterias de la ciudad
capital para llegar a la meta que era casa presidencial, donde se
realizaría un mitin para plantearle al presidente, de la república,
que en esos tiempos era el coronel Julio Adalberto Rivera, los
problemas socio, económicos y profesionales por los que atravesaba el
gremio. Vale la pena recordar que la actitud del presidente fue la de
un jefe de estado que si quería contribuir a la solución de un
problema que por su magnitud abarcaba toda la nación, pues el coronel
Rivera con actitud inteligente al nomás llegar la caravana de maestros
hizo acto de presencia en la terraza de la antigua casa de gobierno y
escuchó con mucha atención bajo el sol todo lo que los oradores
magisteriales le expusieron y acto seguido ordenó se nombrara una
comisión de ANDES para que entrara a dialogar con él en su despacho
presidencial. Producto de esta entrevista fue el ofrecimiento de la
aprobación de los estatutos de la organización y el presidente ***plió
con su palabra.
Los maestros de esos tiempos recordamos que en esa comisión que se
nombró para entrar a dialogar con el presidente de la república,
estuvieron presentes nuestros máximos líderes la doctora Mélida Anaya
Montes y el profesor Mario López, ambos ya fallecidos pues fueron
asesinados por los eternos enemigos del pueblo que no quieren que los
gremios vivan con justicia y libertad. Pero el magisterio de ayer, de
hoy y de siempre vivirá eternamente agradecido con ellos, porque a
través de su lucha titánica se logró que a los maestros se les tratara
con justicia, respeto y dignidad profesional. También se lograron
sustanciales mejorías salariales para el magisterio y como corolario
se consiguió la aprobación de la Ley de la carrera docente, que en la
actualidad es el marco jurídico legal que defiende y ampara a los
maestros en servicio para que no sean objeto de abusos e injusticias
de ningún funcionario del ramo de educación inescrupuloso.
Paz a los restos de nuestros sacrificados líderes y que el magisterio
nacional los bendiga por toda una eternidad.
  Reply With Quote


  sponsored links


Reply


Thread Tools
Display Modes




Copyright © 2006 SmartyDevil.com - Dies Mies Jeschet Boenedoesef Douvema Enitemaus -
666