Mombu the Culture Forum sponsored links

Go Back   Mombu the Culture Forum > Culture > El inicio de una presidencia hipotecada
User Name
Password
REGISTER NOW! Mark Forums Read

sponsored links


Reply
 
1 24th April 09:22
External User
 
Posts: 1
Default El inicio de una presidencia hipotecada


Universidad Centroamericana (UCA)
Apdo. Postal 01-168 Boulevard Los Próceres
San Salvador, El Salvador, Centro América

El inicio de una presidencia hipotecada.

El contexto particular en que se desarrollaron las elecciones de marzo
y el legado político, social y económico del antecesor de Antonio
Saca constituyen las dos principales hipotecas con que Saca inició su
gobierno. En primer lugar, no se puede dejar de recalcar el hecho de
que Francisco Flores ocupara un sitio de honor en ARENA, junto a
Crisitiani y Calderón Sol, en el sentido de que mantuvo intacta la
tradición de entregar la banda presidencial a un candidato proveniente
de las filas de su partido, no sin antes pasar por una de las peores
pesadillas con la que se debatieron los areneros durante un buen lapso
del mandato de Flores. Su partido obtuvo el mismo número de diputados
que el FMLN en las elecciones del 2000, y en 2003 fue literalmente
dejado atrás por el partido de izquierda. En fin, durante el mandato
de Flores, ARENA pasó los mayores apuros desde su fundación. Flores
fue cuestionado públicamente por los principales jerarcas areneros. Se
decía que la tozudez del presidente le iba a costar las elecciones
presidenciales a la derecha.


Sin embargo, contra los profetas de la desgracia en su propio partido,
Flores supo enderezar el rumbo. No sólo su partido ganó holgadamente
las elecciones, lo que significó un profundo respiro en sus filas,
sino que Flores tomó su revancha personal sobre sus detractores.
Reprendió públicamente, durante una convención nacional de su
partido, a los dirigentes que cuestionaron su manera de conducir el
país. De modo que desde este punto de vista, puede considerarse que
Flores ***plió su cometido. Además, el nombre de El Salvador ha
sonado reiteradamente en el mundo. Una vez como firme aliado de la
administración Bush en su guerra en Irak, otras veces por el apoyo que
los inmigrantes ilegales han obtenido por parte del gobierno de los
Estados Unidos, que les ha ofrecido a algunos la posibilidad de
quedarse, al menos temporalmente, en esa nación.


No obstante lo anterior, los cinco años del gobierno del ex mandatario
fueron de tensión y de forcejeo constantes. Ganó muchas batallas
políticas durante este quinquenio. Con ello, contribuyó a aumentar la
polarización política que se vivió durante la campaña electoral. Es
en ese sentido que su legado iba a pesar en los primeros meses del
gobierno de Saca. Dejó el gobierno sin presupuesto, pese a que ya
habían pasado ya seis meses del año fiscal. Además, Saca tuvo que
hacer frente a la desconfianza inicial del FMLN, que había decidido
boicotear la ceremonia de su toma de posesión.


En consecuencia, los estrategas del nuevo presidente tenían que
enderezar el rumbo y contribuir a bajar las tensiones con el principal
partido de oposición. En la inauguración de su mandato, Saca dio
algunos pasos en esta dirección. En su discurso de investidura, el
nuevo mandatario recalcó su buen talante, aquello que lo define como
bonachón, sencillo y de origen humilde. Prometió a los salvadoreños
que no se dejaría marear por el poder y que estará siempre al lado de
los más necesitados, por haber pertenecido a este sector de
desamparados que constituye la mayor parte de la población. Como si
fuera poco, Elías Antonio Saca declaró que no se vería en su
gobierno "dogmatismo económico, ni veneración desproporcionada a la
lógica del mercado".


En otras palabras, Saca anunció que se desmarcaría de la ortodoxia
neoliberal, principal base ideológica de las acciones del gobierno de
su predecesor. Anunció una ruptura con un pensamiento en boga en su
partido, que siempre ha preconizado las bondades del mercado y la
justicia con que éste reparte las riquezas nacionales. Al mismo
tiempo, anunció el nombramiento de una comisionada presidencial con el
objetivo de discutir y buscar consensos con la oposición. En suma, en
el inicio de su mandato, Saca mantuvo un discurso astuto y, al parecer
eficaz. La astucia del mismo consiste en preparar las próximas
elecciones sin decirlo, mostrando un deseo de acercamiento constructivo
con la oposición, bajo el argumento de privilegiar los intereses del
país sobre cualquier pleito político.
  Reply With Quote


  sponsored links


Reply


Thread Tools
Display Modes




Copyright © 2006 SmartyDevil.com - Dies Mies Jeschet Boenedoesef Douvema Enitemaus -
666