Mombu the Culture Forum sponsored links

Go Back   Mombu the Culture Forum > Culture > Obligaciones ante la injusticia -
User Name
Password
REGISTER NOW! Mark Forums Read

sponsored links


Reply
 
1 26th September 08:02
enlaces_@hotmail.com (san
External User
 
Posts: 1
Default Obligaciones ante la injusticia -


Obligaciones ante la injusticia -
Tuesday, November 04, 2003 hora 20:30

José M. Tojeira


En medio de los festejos de su 25 aniversario como Papa, Juan Pablo II
publicó la Exhortación Apostólica "Pastores del rebaño", dedicada a
los obispos. En ella, el capítulo VII, que citaremos abundantemente
entrecomillando los textos, lo dedica a las obligaciones del obispo
ante los retos actuales. Y aunque de obligaciones episcopales se
trata, no hay duda que el mensaje del Papa aclara toda una serie de
obligaciones éticas de todo cristiano ante la situación social.

En muchos aspectos, este capítulo nos parecería inspirado en la figura
de Mons. Romero, hipótesis no rara si tenemos en cuenta que Juan Pablo
II no solo oró devotamente ante la tumba de nuestro obispo mártir,
sino que leyó posteriormente los escritos y homilías de Mons. Romero.

Para empezar "Pastores del rebaño" describe la situación del mundo
actual como una "guerra de los poderosos contra los débiles" que abre
"profundas divisiones entre pobres y ricos". "En el seno de un sistema
económico injusto, con disonancias estructurales muy fuertes, la
situación de los marginados se agrava de día en día". Frente a ello al
obispo, y por supuesto a todo cristiano según sus posibilidades, le
corresponde, en primer lugar afianzarse "en el radicalismo evangélico"
y hablar con "parresía" (con libertad valiente, traducen hoy esa
palabra griega los expertos). El Evangelio es en efecto radical en la
defensa de los pobres y por ello "el obispo es defensor de los
derechos del hombre... y asume la defensa de los débiles, haciéndose
la voz de los que no tienen voz para hacer valer sus derechos". Y no
solo porque como cristianos tenemos que defender los derechos de los
pobres, sino porque debemos ser portadores y sembradores de esperanza
"Porque -nos dice el Papa- si no hay esperanza para los pobres, no la
habrá para nadie, ni siquiera para los llamados ricos". Frente a una
situación de muchas regiones de este mundo, que "se parece a un
polvorín a punto de explotar", el trabajo por la paz, incluyendo el
perdón en la búsqueda de la paz y de la justicia, constituye una doble
tarea en el trabajo del obispo.
En este contexto de la paz como prioridad, ubica también Juan Pablo II
el diálogo interreligioso. Frente al fenómeno de la pobreza insiste en
ver en los más pobres y abandonados "particulares imágenes de Jesús".
Y desde ellos, ****izar la economía globalizada ****izándola "a la luz
de los principios de la justicia social, respetando la opción
preferencial por los pobres, que han de ser capacitados para
protegerse en una economía globalizada".
La "conversión ecológica" es otra de las exigencias que el Papa
plantea tanto a obispos como cristianos para poder defender la vida en
plenitud. El Papa denuncia que "las razones de producción prevalecen a
menudo sobre la dignidad del trabajador, y los intereses económicos se
anteponen al bien de cada persona". E invita a pasar desde una actitud
depredadora frente a la creación, a la postura consciente y
responsable del administrador, pues el ser humano "ha sido puesto en
el centro de la creación como ministro del creador". La preocupación
por la salud, por los enfermos concretos, se añade al dolor que
produce el ver "el desprecio de la vida desde su concepción a su
término". Y finalmente el tema de los emigrantes se presenta como una
exigencia de primera magnitud para los obispos, que deben crear
"estructuras pastorales adecuadas para la acogida y la atención
pastoral".
Evidentemente estas exigencias que el Papa hace a los obispos, son
exigencias también, bajo mucho puntos de vista para todos los
cristianos. Ni la profecía, ni la parresía, ni la opción por los
pobres son patrimonio exclusivo de nadie en la Iglesia, aunque con
toda la razón se le pida a los obispos que den testimonio de esos
dones ante el sufrimiento de los sin voz.
Para todos y todas, este impresionante panorama que el Papa dibuja nos
exige una enorme solidaridad social. No se trata de una situación de
fácil arreglo sino de un mundo donde sectores poderosos le hacen la
guerra a los pobres, donde la naturaleza y la historia maltratadas
parecieran acercarse a "un espasmo de muerte que tiende a atrapar al
hombre mismo para destruirlo".
Como llamados a proteger "el bien radical de la vida en todas sus
manifestaciones" no podemos quedarnos al margen de la situación.
En El Salvador podremos poner muchas tintas y matices a las palabras
del Papa. Pero no hay duda de que muchas de ellas se adaptan a nuestra
propia realidad. Defender la vida, optar por los más pobres (pero de
verdad, sin engaños electoreros), apostar radicalmente por la defensa
de los Derechos Humanos, empeñarnos en mejorar la salud, la educación
y el medio ambiente, son tareas prioritarias. Para los hombres y
mujeres de a pie, que en definitiva son los más confiables, porque
viven las tensiones cotidianas en carne propia, pero también para
gobernantes, diputados, personalidades, diplomáticos, y para todos
aquellos privilegiados a quienes el discurso propio y ajeno, tan lleno
de sesudas consideraciones, números y frases altisonantes, no les deja
oír los gemidos de los pobres. En este mes de mártires que ahora
comenzamos, bueno es oír estas palabras sobre los obispos que tanto
nos recuerdan a Mons. Romero, y que tanto nos exigen a todos y cada
uno de nosotros.
  Reply With Quote


  sponsored links


Reply


Thread Tools
Display Modes




Copyright © 2006 SmartyDevil.com - Dies Mies Jeschet Boenedoesef Douvema Enitemaus -
666