Mombu the Culture Forum sponsored links

Go Back   Mombu the Culture Forum > Culture > El Goyena en tiempo de Somoza
User Name
Password
REGISTER NOW! Mark Forums Read

sponsored links


Reply
 
1 12th September 08:19
la maquina roja
External User
 
Posts: 1
Default El Goyena en tiempo de Somoza


Un coloso de la enseñanza en decadencia

Andrea Solórzano Ruiz*

Liceos como el Pedagógico, el Centroamérica y el Calasanz están
echando las campanas a volar. Los bachilleres de hace unas décadas se
reúnen y resucitan aquellos tiempos de inocencia, aventura y rebeldía.

Tal celebración me parece un acto hermoso e integral, pues encierra un
sinnúmero de sentimientos, como la gratitud de los ex alumnos hacia su
casa de enseñanza, el encuentro con los maestros que aún persisten a
la inclemente vida, coincidir con viejos amigos de la secundaria, el
retorno de la adolescencia a la memoria. No terminaría nunca de
descifrar ese cúmulo de emociones que uno experimenta en una ceremonia
así.

Por ejemplo, en febrero de este año mi padre Ramiro Solórzano
Villalta, de 71 años, se reunió con sus compañeros “legionarios del
deber”, frase con que inicia el himno de su colegio y que usa para
llamar a los “roba gallinas”, es decir a los Ramírez Goyena.

Ex goyenistas como el maestro Mario Fulvio Espinosa, el ingeniero
Gilberto Cuadra Solórzano y los doctores Donald Montenegro y Humberto
López, entre otros, en un restaurante capitalino revivieron momentos
inmejorables. Momentos que han superado los 50 años desde que tiraron
el birrete y cada cual siguió su camino.

El Instituto Nacional Central Miguel Ramírez Goyena es una institución
pública, con ciento once años de vida. Hace algunas décadas gozaba de
superior prestigio que cualquier instituto privado. Nadie le metía la
mano en lo académico, en el deporte y mucho menos en la banda musical
y rítmica. Tanto así, que los egresados de colegios privados para
optar al título de bachiller, tenían que aprobar el examen de grado
que elaboraban y supervisaban los maestros del Goyena.

Parte de esa grandeza goyenista, es gracias a dos personajes
considerados los mejores directores que ostentó la historia goyenista,
me refiero al poeta Guillermo Rothschuh Tablada y al polémico profesor
Juan Doña Márquez.

Con mucho orgullo heredado de mi papá, tíos, primos y hermanas, soy
una ex goyenista del Goyena de hace algunas décadas, el que no
pudieron disfrutar nuestros hijos, porque el Goyena de ahora, da
lástima.

Del ahora Instituto Autónomo Ramírez Goyena, el que ahora cobra para
enseñar, no sólo es deplorable la deficiente educación y la
indisciplina estudiantil que cae en la vulgaridad, sino que también el
estado físico del edificio. Se acabaron los laboratorios de química,
únicos en Nicaragua, por lo menos en la década de los ochenta. Las
aulas que en aquella época eran modernas por poseer sistema
antisísmico, no tienen división, ni cielos rasos, ni persianas y
puertas. Y a la biblioteca, ya no se le puede llamar así.

Tampoco los goyenistas de ahora poseen ese carisma, cariño y devoción
que presumíamos y sentíamos nosotros hacia nuestro colegio. Cargar
sobre nuestro pecho la insignia de color rojo y verde, nos engrandecía
y llenaba de orgullo.

¿Dónde está la banda musical que con mucho esmero restableció el
recordado maestro Roger Barrera? Y la glamorosa y novedosa banda
rítmica que heredó el memorable Arturo Pallais?

Es triste que mientras otros colegios invitan para festejar, ex
alumnos del Ramírez Goyena están lanzando un SOS para rescatar, aunque
sea el nombre y la historia de este magnífico colegio, que un día
saboreó las mieles de la gloria y la fama a nivel nacional y
centroamericano.

Existe una enorme preocupación por la crítica situación en que se
encuentra este coloso de estudio. Ex alumnos que viven en Estados
Unidos se comunican y planean actividades en pro del Instituto Ramírez
Goyena. En Miami existe una organización de ex alumnos encabezada por
el ex director Juan Doña Márquez.

Precisamente un miembro de esta organización es uno de los que me
motivó para que yo escribiera este artículo. Este joven de ayer, me
invitó para que participara en una reunión de ex alumnos, que se
realizó en el destruido auditorio del Goyena el día de ayer en horas
de la mañana. Ahí se abordó el SOS de nuestro querido colegio.

Personalmente creo que por mucho esfuerzo que hagamos los ex alumnos u
otras organizaciones, si no existe una actitud gubernamental que
resuelva o colabore para mejorar, se derrocharán las acciones. “Nadie
arregla un vestido viejo con un remiendo de tela nueva, porque el
remiendo nuevo encoge y rompe el vestido viejo, y el desgarrón se hace
mayor” (Mt 9.14-17)

Sé que el Goyena no será como el de hace décadas, porque ya no enseñan
maestros como Edgardo Fuentes Montoya —El Pucho—, David Andino, Rafael
Carrillo, Corina Quintanilla, Amadeo Arróliga, Bayardo Selva, Tomás
Urroz, Yolanda Delgado, Rodolfo Vargas —Fofito—, Ramón Chow Díaz y
muchos más que se me escapan. Algunos de los que mencioné están en el
cielo instruyendo a los ángeles sobre álgebra, logaritmo, literatura,
gramática y sobre la vida, que bien nos la enseñaron aquí en la
tierra, y gracias a ellos, somos lo que somos.

* La autora es comunicadora social

************************************************** ***
“que la traición de los sandinistas a las ideas y a la estrategia política de Fonseca Amador contribuyó a causar el deceso de la revolución”.

Recordé la respuesta de un poeta cubano, desconocido, cuando le preguntaba hace un mes en La Habana sobre el sistema educativo de la isla. "Aquí todos tenemos educación -razonó-. El disparate es que en la escuela aprendemos a pensar, pero el régimen no nos deja opinar".

Para las dictaduras es al revés, la gente no cuenta, es "masa". Un amigo me contó que en la ex Unión Soviética le preguntó a un ideólogo del Partido Comunista, por qué ese régimen tenía la costumbre de meter en hospitales psiquiátricos a los disidentes, y éste, sonriente, le respondió: "Porque sólo un loco puede oponerse a nuestro sistema".

"No hables hasta que estés seguro de que tienes algo que decir y sepas lo que es. Entonces dilo y luego siéntate".
Dale Carnegie
************************************************** ****
  Reply With Quote


  sponsored links


2 12th September 08:20
juancho8@myrealbox.com
External User
 
Posts: 1
Default El Goyena en tiempo de Somoza


Mientras los colegios se convierten en ruinas, continuan los
megasalarios, el saqueo y las huacas.

Antes el Ramirez Goyena producia orgullosos alfabetizadores,
revolucionarios, y ciudadanos ejemplares, ahora produce
pandilleros,vagos, desempleados y desilucionados.

No hay duda que el somocismo que trajo Gordoman a Nicaragua, es el
peor cancer.

Pobrecito mi pais....

Saludos educativos

Juancho
El justiciero
Educando a los somocistas en SCN.
  Reply With Quote


  sponsored links


Reply


Thread Tools
Display Modes




Copyright © 2006 SmartyDevil.com - Dies Mies Jeschet Boenedoesef Douvema Enitemaus -
666